Ya hago hasta apps para móviles

Pues si faltaban cosas por hacer en mi vida ahora tengo otra nueva diversión, hacer aplicaciones para móviles.

Toda esta historia empezó cuando en mis primeros meses de trabajo en Hogarth Worldwide descubrí casi por accidente el entorno de desarrollo para apps móviles Phonegap. PhoneGap aseguraba que mediante únicamente código HTML, CSS y JavaScript era posible crear una app móvil que era capaz de funcionar en cualquier teléfono del mercado, ya fuera iOS, Android, Blackberry, etc; es decir, no hacía falta aprender Objective-C para iOS o Java para Android. Le estuve echando una ojeada con el fin de que en un futuro, medianamente próximo pudiera hacer algo en concreto ya que por aquel entonces tenía tiempo de sobra y no iba demasiado estresado en el trabajo. Pobre de mí, pensaba que ese nivel de “poco estrés” iba a durar poco y por motivos de falta de tiempo olvidé Phonegap por unos meses.

Unos cuantos meses más tarde tuvimos que hacer una especie de webapp para una empresa de reconocido prestigio (lo siento, esto es un blog, no puedo dar nombres) y a alguien se le ocurrió la genial idea de decir: “¡sería la caña que pudiéramos convertir esto en una app para móviles con su icono y que no se viera el navegador!” y en seguida recordé aquello que había visto hace unos meses… PhoneGap!! Dicho y hecho procedí a intentar descargar la última versión y…¿qué ha pasado? me encuentro que el proyecto PhoneGap es ahora de Adobe. Que en teoria funciona todo igual, pero hay que pasar por el aro de Adobe para algunas cosas. Yo, como chico amante del software libre, recordaba que el primer phonegap que vi era totalmente libre y opensource. Cual fue mi sorpresa enorme cuando descubro que al margen de PhoneGap existe “Cordova”. Cordova… ¿con V? Pues sí, a mi me pareció de lo más insólito, aunque investigando he descubierto que hay un lugar llamado así en Filipinas, a saber si le han puesto el nombre en honor a dicho lugar. Volviendo a Cordova; es lo mismo que phonegap, pero, desarrollado de manera OpenSource por Apache Foundation. A partir de Cordova se realiza Phonegap por parte de Adobe, lo cual no deja claro si PhoneGap es un fork comercial de Cordova o es simplemente una versión que pagando se puede obtener soporte. En fin, que a fin de cuentas ambos son completamente compatibles, por lo que queda a gusto del consumidor elegir cuál es la más apropiada. Yo como ya he dicho antes, me he decantado por Cordova para evitar tener que pasar por el aro de cualquier empresa.

Mis primeros pinitos con Cordova no estuvieron mal. Conseguí compilar la webapp que habíamos hecho en la oficina e instalarla en un iPad. ¡¡Impresionante!! Teníamos un bonito icono y una webapp hecha a partir de código HTML y JavaScript. Pero… ¿esto es lícito? ¿Cómo es posible que funcione? Pues sí, sí que funcionaba. Pero PhoneGap/Cordova no solo se limita a hackear de alguna manera el teléfono para hacer una app desde una página web, te permite, mediante un API propio acceder a cosas internas del teléfono como la cámara, contactos, gps, etc, y es ahí donde entra la potencia de utilizar este framework. Con esta API se podría llamar a Google Maps y posicionarnos en una App de búsqueda, por ejemplo de restaurantes, donde el código es puro HTML+JavaScript, portarla a 3 sistemas y andando. Brutal, ¿verdad?

Con todo este nivel de emoción en mi cuerpo no dudé que tenía que desarrollar algo, pero, ¿el qué? Tenía que ser algo que fuera útil y que me permitiera aprender mucho en poco tiempo y mi querido ex compañero de trabajo James Miller (@jimhunty) me dio la idea. Estaba desarrollando apps móviles para equipos de divisiones inferiores de la liga inglesa de fútbol. Les eché una ojeada pero no me terminaban de convencer para la liga española así que me dije a mi mismo: “Voy a hacer una app para la UD Almería pero a mi manera”, y así empezó el proyecto. El problema de todo esto ha sido que se ha demorado por más de 9 meses, ¡¡¡ni que hubiera sido un embarazo!!! ya que tenía muy poco tiempo libre para dedicarle a la app.

En navidad aproximadamente tenía una beta medio funcionando tras 3 o 4 versiones completamente diferentes, en las que había cambiado prácticamente todo. Desde la forma de mostrar y recibir noticias a la apariencia visual. Recordemos que yo en el fondo soy sysadmin y de diseño sé bien poco, pero bueno, poco a poco y sin prisa.

Con todo esto llegamos hasta abril, semana de Easter (Semana Santa en España) y me encuentro que tengo tiempo más que suficiente para acabar la app y dicho y hecho. Tras dos días prácticamente enteros volcados en la App consigo acabarla, y tras probarla intensivamente en dos teléfonos y una tableta que tengo en casa decido que debe ver la luz. Pago religiosamente las cuotas de Google y Apple y me propongo subirlas a las tiendas de apps de las dos respectivas marcas, eso sí, sin saber el quebradero de cabeza que ello conlleva. Lo primero de todo es soltar pasta para algo que teóricamente iba a ser gratis. Google te pide $25, lo cual no está mal porque lo pagas una vez y ya está. Para mí eso son £16, lo cual es poca cosa, pero el problema es de los señores de Apple. £60 ($99) de golpe y encima anual, por no hablar de lo complicadisimo que es mandar una App a la AppleStore. Hay que pasar por mil cosas, rellenar formularios, pasar hasta por un proceso similar al fiscal, poco más que diciéndote que si haces algo ilegal vas derecho a la cárcel, en fin, una paranoya que no ocurrió para nada a la hora de subir la app a PlayStore de Google. En PlayStore solo tuve que darme de alta, pagar, preparar la App, firmarla digitalmente y subirla. Me costó un poco, pero vamos, en cuestión de dos horas la app estaba subida. En el caso de Apple, paga, pero paga hasta para probar la App en un teléfono; si no, es imposible, por no hablar del lío de certificados que hay que instalar, mandar, volver a descargar, etc y que hace falta un Mac sí o sí para desarrollar para iOS. En resumen, después de 4 horas (¡¡¡Si si!! 4 horas) de dar vueltas consigo mandar la App y primer problema, me sueltan que no tengo suficientes “screenshots” y que por favor suba las de un iPad. ¡¡¡Pero si no tengo un iPad!!! pero sin embargo, bendito emulador del Xcode que permite hacer screenshots.

En fin, que tras la odisea tengo las apps mandadas. La de Android está desde ayer publicada y se puede descargar sin problemas. La de iOS estoy esperando que Apple la apruebe, proceso que según he leído puede durar hasta 15 días, así que tengo los dedos cruzados para que todo vaya bien. Solo faltaba que después de pagar me dijeran que no la publican.

Si queréis más información podéis ver PhoneGap en este link o Cordova en éste.

Para descargar la App de la UD Almería que he realizado lo podéis hacer en los siguientes links. Recordad que la de iOS aún no está publicada, por lo que el enlace es provisional y entiendo que funcionará en un futuro no muy lejano.

Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=es.khaos.udalmeria

iOS: https://itunes.apple.com/us/app/ud-almeria/id866761824?ls=1&mt=8