Primera Semana de Trabajo

La verdad es que si hay que definir el trabajo en el Reino Unido con una palabra respecto al de España sería sencillo ya que la palabra “DIFERENTE” lo explica todo. La forma de trabajar británica no tiene absolutamente nada que ver con la española. Aquí hasta que no te ven bien preparado para comenzar a realizar tus labores no te ponen con los dedos en un fregado gordo por lo que pueda pasar.

Mi primer día en Hogarth fue realmente curioso. Esperaba estress por doquier al ser una empresa grande, y lo que me encontré fue con un día de lo más light aprendiendo donde estaban las salidas de emergencias, baños, sala de café más cercana, etc… vamos, lo “interesante”. Tras eso fuí presentado a mis compañeros, ¡¡de los cuales solo conozco el nombre de 5 después de una semana!!!! y se me asignó mi puesto de trabajo.

Cuando me dijeron “este es tu puesto” casi no dí crédito a lo que tenia delante. Acostumbrado a los monitores de como mucho 19 pulgadas de mi anterior puesto de trabajo en La Voz de Almería me encuentro con un pedazo de iMac de, creo, 20 o 21 pulgadas nuevecito. Eso sí, bien anclado con una cadena kesington de seguridad a la mesa para que nadie se lo lleve. Tras conseguir que a la hora aproximadamente me dieran mi usuario y contraseña comienza mi primer día de “trasteo”. Me voy familiarizando con los programas instalados, veo que tenemos Office Mac 2011 pero no tengo narices de configurar mi correo… en fin… una cosa que casi hasta me causaba mal sentimiento porque realmente no estaba haciendo prácticamente nada acostumbrado a los niveles de estress que tenía en Almería.

Tras dos días intructorios llegó el momento de ponerse manos en el asunto. Se me requiere que el tercer día en lugar de venir a las oficinas habituales me desplace hasta donde está la adminstración de sistemas, en una zona bastante céntrica y cercana a la City de Londres.. vamos, donde están las pelas de esta ciudad. Allí me pego todo el día junto a James, un pedazo de administrador de sistemas de lo más simpático y buena gente que me pone al día sobre todo lo que tienen montado para el departamento “Digital” que es al que yo pertenezco. ¡¡¡Ahora ya empezamos a hablar en mi idioma!!!! Sesiones de terminal en Linux contra algunos servidores CentOS usando SSH, transferencias de archivos usando SCP, configuración de sistemas, etc etc… ¡¡me encanta!!

El jueves obviamente cuando volví a mi puesto de trabajo ya la cosa pintaba diferente. Entendía lo que se estaba cociendo en la oficina y no iba tan sumamente perdido. Puse en prueba mis conocimientos del día anterior y siiiiii, las cosas estaban ahí donde James me había explicado. La verdad es que fuí un auténtico coñazo esa manañana mandándole mensajes sobre preguntas que me iban surgiendo. Lo mejor del día fue cuando a media mañana se presentaron James y Brenton, otro compañero de sistemas que considero un auténtico fiera, en las oficinas para tener un meeting conmigo y explicarme más cosas. De ahí saqué en claro todo lo que creo que me deparará la próxima semana, así que creo que los tiempos lights van a pasar a mejor vida en poco tiempo.