Me siento engañado en España por las compañias Telefónicas

Esta semana he estado en Londrés. La verdad es que estuve hace pocos meses, pero por causas que no vienen al caso he tenido que volver con mi queridísima @MariMarCampoy.

La historia de mi “cabreo” monumental fue debido a que conocimos a un grupo de españoles que estaban trabajando en Londrés y les comentamos la posibilidad de conectarnos a internet de alguna manera “barata y sencilla”. Por mi parte llevo un iPhone con contrato de Movistar de empresa, que podre de mí que active el Roaming, porque con solo encender la itinerancia de datos estamos embolsando a estos señores 10€ por 10Mb diarios, que por supuesto en caso de superarse vuelven a ser otros 10€… y así hasta quién sabe… ¿Solución? Contratar una tarjeta PREPAGO (Sí! Prepago!) para el iPhone en una compañia llamada “3”, así como suena, el numero “3”, que por 15 libras esterlinas, unos 18€ mensuales, permite: Internet ilimitado!! (Nada de restricciones como en España), 3000 mensajes, 3000 minutos gratis, 1000 minutos si es a otros números que no sean de “3”….

Cuando me lo comentaron no me lo creía, así que dicho y hecho nos acercamos a una tienda de “The Phone Warehouse”, que viene a ser el “The Phone House” de España. En poco más de 10 minutos teníamos nuestra tarjeta en nuestras manos y doy fe de que funciona sin problemas. Además, si tenemos un móvil que permita compartir Internet, como el iPhone que llevábamos, podremos usar un portatil y sin límite de nada estar navegando a nuestras anchas… ¡¡ por 15 míseras libras !!

Lo mejor de todo es que esto no acaba aquí… Cualquier compañía te da tarjetas de prepago para iPhone, Android o lo que sea. No hay que volverse loco. Incluso O2, que son nuestra Telefónica pero en Inglaterra, te da tarjetas que por 1 libra al día te conectas a Internet, pero que encima permiten llamar a España por 5 peniques de libra por minuto. Y ya para volverse loco… Londres está lleno de los llamados “HotSpots Wifi”. Son puntos Wifi que si contratas este servicio con tu operador tendrás acceso Wifi en prácticamente cualquier parte de Londres, sin tener que estar tirando de 3G que a veces “garraspea” un poco. Gracias a eso entendí cómo la gente llegaba a los millones de cafeterías de Londres, abría sus portátiles y se ponían a trabajar…

En resumen, me siento engañado en España por las compañias telefónicas a más no poder. A parte cada vez tengo más claro que tecnológicamente hablando estamos en la prehistoria.. ¡y encima en crisis!