Sin categoría

Nexus 7 2012, una tableta traviesa…

Nunca he sido demasiado amante de las tablets, bastante que me costó dar el paso a tener un Smartphone, sin embargo, he de decir que tuve la oportunidad de comprar un Nexus 7 del 2012 cuando vivía en Londres a un precio ridículo.

La tableta ha ido de maravilla desde que la compré, sin embargo hace no demasiado (finales de 2014), llegó una “dichosa” actualización que me ha llevado de cabeza hasta el fin de semana pasado: Android 5.0. Cuando apareció en la pantalla el mensajito de que podía actualizar a dicha versión fácilmente, y teniendo en cuenta que Google esta detrás de los dispositivos Nexus, confié casi con los ojos cerrados en que valía la pena actualizar. Ya había leído en algunas páginas lo que traería la nueva versión y la verdad, todo parecía que eran más ventajas que inconvenientes. ¡Ay pobre de mí que incumplí la máxima de todo informático!! Si funciona bien, ¿para que lo tocas? En fin, tras dicha actualización todo era mas bonito, mas vistoso, pero por otro lado todo iba muuuuuuuuuuuuuuy lento, extremadamente lento, casi que me recordaba al mismo problema que tuve con el iPhone 4 cuando se me ocurrió actualizarlo a 7.0 sin esperar la posterior version “arreglatodo”. Las transiciones de pantalla iban a trompicones, abrir el Chrome era como ir a hacer la cola del supermercado.. vamos, un desastre.

Tras pillar un cabreo monumental, como no, tocó “googlear” a ver que demonios estaba pasando y, para mi sorpresa vi bastantes posts de gente quejándose de lo mismo. ¡Bieeen! ¡¡No estoy solo!! Pero, ¿hay solución? En teoría la había, a medias. Lei de todo, que si borrar la partición de la caché de la tableta, desactivar “no se qué”, y así un larguísimo etcétera que a final de cuentas nunca llego a cuajar del todo. A los pocos días Google salio a la palestra afirmando que efectivamente había un fallo, y que, como no, se corregiría lo antes posible, y cierto fue que sacaron una versión prácticamente a las pocas semanas que, rápidamente me aventure a instalar, para ver si corregía “el fallito” de las narices. Mis primeras impresiones fueron que la tableta iba mejor, pero a años luz de lo que era cuando usaba KitKat, mas conocido como Android 4.4.. ¡ay! ¡cómo echaba yo de menos mi antigua versión! Viendo lo visto dejé casi de usar la tableta, porque me tocaba en gran medida las narices que para cualquier cosa que tuviera que hacer tuviera que aguantar parones y un sinfín de etcéteras de esos que a un usuario normal de este tipo de dispositivos no les gusta lo mas mínimo.

Un día como otro cualquiera se me ocurrió encender de nuevo la tableta y… ¡¡oh sorpresa!! ¿¿otra actualización?? Yo pensaba para mi mismo, ¿tendrá esta el puñetero fallo arreglado? Por probar no iba a perder nada, total, la tableta era ya casi inservible. Para mi sorpresa el rendimiento general mejoró.. ¡y mucho! ¡¡pero mucho!! Guau, ahora sí que esto empieza a ser usable, y digo empieza porque no llegaba ni en pintura a ser como en la versión anterior, pero por lo menos podía ya de nuevo llevarme mi cacharrito al tren para hacer mi viaje diario lo mas ameno posible.

El caso es que ayer, en ese mismo viaje matutino con la tableta me doy cuenta que cuando abro el Chrome, otra vez empieza a ir todo lento, de hecho en una de estas un cuelgue del Chrome provocó que la tableta se reiniciara completamente. ¿Pero que demonios? Hasta aquí hemos llegado, me dije para mi mismo. Esta misma noche hago un “downgrade” y vuelvo a poner la versión anterior. Cuando llegue a casa, ni corto ni perezoso, me dispongo a buscar la imagen de la version 4.4 en la pagina de desarrollo de Google, junto con las aplicaciones necesarias para “hablar” con la tableta desde el ordenador y poder reinstalar todo a mi gusto, sin embargo en ese momento algo se me paso por la cabeza: “¿De verdad que Google va a cometer el mismo error que Apple con los iPhone? Me parecía todo demasiado raro, porque, si realmente no fuera bien con este modelo, ¿para que iba a dejarme actualizar?”. En ese momento pensé, total, un ultimo intento solo me costará una media hora de pruebas. Lo que hice fue, por un lado, borrar la partición de caché, tal y como hice en su día, pero lo siguiente fue poner la tableta en modo por defecto: vamos, lo que viene a ser en modo de fabrica, pero usando la imagen que tenia ya instalada: Android 5.1. Tras la correspondiente media horita más o menos de trasteo poniendo todo de nuevo…. ¡¡¡oooh sorpresa!!! Pero, ¿¿de verdad es mi tablet?? Todo, todo, todo absolutamente todo suave. Chrome ya no se cuelga, aplicaciones que antes daban trompicones ahora se mueven suavemente cuando desplazo los contenidos.

Llegados a este punto, de momento, tengo la siguiente impresión: Si tienes una Nexus 7 2012 y quieres actualizar a Android 5.1 (ni se te ocurra actualizar a 5.0!!!), puedes hacerlo, pero tras ello, mejor borra todo y ponlo todo en estado de fabrica. La experiencia de usuario sera como tenia que ser desde el principio.

 

Asegurando Apache y PHP en Ubuntu

Muchos en este mundillo sabemos que Linux es un sistema operativo muy seguro y que Ubuntu es cada vez más la opción elegida por muchísimos administradores de sistemas, sin embargo, como todo, una instalación básica no es siempre perfecta y hay que tocar “cosillas” para que sea lo más perfecta posible.

El problema que tiene Ubuntu, especialmente la versión 12.04, es que una instalación básica de Apache 2 y PHP deja bastante rastro de lo que estamos utilizando y lo ideal sería ocultar dicha información para evitar lo máximo que podamos un posible ataque externo. Como ejemplo de ello ejecutad el siguiente comando sobre cualquier servidor que hayáis montado:

curl -X https://direcciondelservidor

y seguramente obtendréis algo similar a esto:

Date: Fri, 19 Sep 2014 13:09:20 GMT
Server: Apache/2.2.22 (Ubuntu)
X-Powered-By: PHP/5.3.10-1ubuntu3.11

Evidentemente estamos dando “demasiada” información a cualquier posible atacante así que lo suyo es eliminarla, para ello hay que realizar lo siguiente:

Editar el archivo /etc/php5/apache2/php.ini y añadir o editar las siguientes lineas:

disable_functions = exec,system,shell_exec,passthru
register_globals = Off
expose_php = Off
display_errors = Off
track_errors = Off
html_errors = Off
magic_quotes_gpc = Off

A continuación editad el fichero /etc/php5/apache2/conf.d/security y realizad la misma operación pero con las siguientes líneas:

ServerTokens Prod
ServerSignature Off
TraceEnable Off
Header unset ETag
FileETag None

Finalmente hay que editar el archivo donde hayáis configurado vuestra página de apache. Si no habéis cambiado el archivo en cuestión debería de ser /etc/apache2/sites-available/default y añadir las siguientes líneas dentro del bloque

RewriteEngine On
RewriteCond %{REQUEST_METHOD} !^(GET|POST|HEAD)
RewriteRule .* – [R=405,L]

Estas lineas requieren del módulo mod_rewrite de Apache, así que hay que asegurarse que esté activado con el comando

sudo a2enmod rewrite

Y finalmente…

sudo service apache2 restart

Si todo ha ido bien y ejecutamos de nuevo el comando Curl sobre nuestro servidor veremos algo parecido a lo siguiente:

Date: Fri, 19 Sep 2014 13:17:29 GMT
Server: Apache
X-Frame-Options: SAMEORIGIN

Mucho mejor ahora, ¿verdad?

iPhone, MP4 y HTTPS … ¡dolor de cabeza!

En mi último proyecto en el que he estado colaborando he tenido que poner unos cuantos (¡¡muchos!!) videos en MP4 para ser reproducidos desde la web usando streaming. Después de muchas peleas, y ya sé que hay mejores opciones, me decanté por usar Video.js como reproductor ya que necesitaba que “algo” los reprodujera en cualquier navegador, incluso en los vetustos Internet Explorer 8 (Cosas del cliente!!) y no me quedó otro remedio..

En fin, que llegó la hora de lanzar el proyecto, todos tan contentos y de repente comprobamos que algunos videos no funcionan bien en móviles.. en fin, cosas del formato. Tras recodificar los videos que fallaban y ver que todo iba a la perfección alguien grita de forma casi agónica diciendo “No funciona en mi iphone!!!”. En ese momento se te queda la típica cara de imbécil y miras al “amigo” como si fuera el aguafiestas del siglo y lo primero que se te pasa por la cabeza es que o ha puesto mal la dirección o que algo mal está haciendo. Pues no, por una vez en la vida el “amigo” estaba accediendo a la dirección correcta, el video estaba bien codificado y el puñetero iPhone de las narices se negaba a reproducir el video, sacando una bonita X en medio de la ventana del reproductor.

Tras pegarme una mañana entera peleándome con el dichoso video y viendo que no iba “ni pa tras” se me ocurre la genial idea de probar los videos en otra máquina y acceder desde el móvil a ella y …. ¡oh sorpresa! ¡Funciona! Pero… pero… ¿qué diferencia hay? Pues, sencillo, nuestra máquina en producción usaba HTTPS (conexión segura) y la de prueba no. Pues sí, ese era el problema, tan sencillo como eso.

La historia es que el certificado que nos habían suministrado no contenía el “bundle” del proveedor o agente registrador. En teoría esto no es necesario para hacer funcionar un sitio web con https, pero se ve que al amigo “iphone” no le gusta la idea. Tras “investigar” un poco consigo ponerme en contacto con el proveedor que había generado el certificado y me mandan su bundle, lo instalo en nuestro servidor y,….. siiiiii…. funcionan… bueno a medias… Funcionan bien, solo que mi “pequeño” iPhone 4 no abre ningún video que esté a más resolución de 640 pixels de ancho, pero eso ya, obviamente, es otra historia.

 

XBMC, ¡por fin un Media Center que funciona!

Si hay algo que definitivamente llevo años y años buscando es un media center para ordenador que me permitiera coger “una maquinita cualquiera”, enchufarla a la tele y tener todo lo uno realmente quiere tener en una TV sin tenerse que mover de su sofá. Cuando digo “TODO” me refiero a, todas las películas que tengas en tu disco duro (amén de series!!), posibilidad de reproducir DVDs/BluRays y como no, acceso total a Internet incluyendo canales y streamings online…

Pues sí, existe y se llama XBMC (https://xbmc.org/).

Esta “pequeña” maravilla es un proyecto OpenSource, vamos, más gratis y libre imposible. Lo puedes descargar, e incluso modificar a tu antojo si tus conocimientos son lo suficientemente avanzados para ello (Te hará falta saber algo de Python), pero lo que le hace sobretodo potente es que al ser OpenSource hay cientos de plugins que hace que se pueda ver o hacer prácticamente de todo en el MediaCenter, desde ver canales “online” tipo TVE, Tele5, Antena 3, etc… hasta incluso gente que se curra sus propios repositorios de canales que se actualizan online y que permiten ver TV de cualquier parte del mundo.

Ya la gota que ha colmado el vaso de mi expectación ha sido cuando he descargado la aplicación para móviles (iOS o Android) que permite convertir tu móvil en un mando a distancia!!!! Resulta que si ambos media center y móvil están en la misma red es posible controlar el media center desde tu móvil sin moverte del sofá.

De todos es sabido que vivo en Londres y gracias a esta pequeña obra maestra vuelvo a ser capaz de hacer “Zapping” de canales españoles sin moverme del sofá! ¿Merece o no merece la pena? Lo único que necesitareis es un ordenador y a ser posible que se pueda conectar a una TV para disfrutar de todo su esplendor, el resto y los contenidos los ponéis vosotros.

Yahoo Query Language – ¡¡Estoy sorprendido!!

Hace poco tuve que empezar un proyecto en el que básicamente tenía que conseguir coger contenido de páginas externas (con el consiguiente permiso, claro), tratarlo y volverlo a poner en otro lugar. Había mirado mil formas de hacerlo, desde scripts basados en jQuery hasta auténticas “hackadas” usando versiones modificadas de llamadas usando JSON mediante Ajax para emular un GET de HTTP para parsear todo el contenido de la web… en fin, nada realmente limpio que me convenciera, hasta que ayer, y por pura casualidad encontré YQL (https://developer.yahoo.com/yql), más conocido como Yahoo Query Language y ¡¡Vaya cosa!!

Pero, ¿qué hace YQL? Pues básicamente, y usando un pseudolenguage basado en SQL, es decir, usando SELECTs y similares podemos hacer búsquedas de lo que queramos en una URL determinada. Para colmo YQL tiene una consola donde podemos hacer todos los tests habidos y por haber que queramos probar antes de implementar nuestro código. Una vez contentos con el resultado lo que hacemos es implementar una llamada AJAX mediante JavaScript a la URL generada por YQL y ¡¡Tachán!! obtenemos un bonito XML, o JSON con el contenido.

La cosa es más potente de lo que imaginamos… por poneros ejemplos:

  • Obtener los titulares de los RSS de Yahoo news:
    • select title from rss where url=”https://rss.news.yahoo.com/rss/topstories”
  • Obtener los lugares del mundo que se llamen Madrid (os sorprendería ver los resultados):
    • select * from geo.places where text=”madrid”

Por ejemplo, para la primera consulta, y si queremos el resultado en un JSON tendríamos que hacer una llamada AJAX a la siguiente URL:

https://query.yahooapis.com/v1/public/yql?q=select%20title%20from%20rss%20where%20url%3D%22http%3A%2F%2Frss.news.yahoo.com%2Frss%2Ftopstories%22&format=json&diagnostics=true&callback=

No voy a entrar en detalle de cómo crear una llamada AJAX, pero en caso de usar algo como jQuery podría ser algo así:

$.getJSON( "https://query.yahooapis.com/v1/public/yql?q=select%20title%20from%20rss%20where%20url%3D%22http%3A%2F%2Frss.news.yahoo.com%2Frss%2Ftopstories%22&format=json&diagnostics=true&callback=", function( json ) {
console.log( "JSON Data: " + json );
});
La verdad es que no tengo ni idea de si la gran competencia (Google) tiene algo parecido. A mí me ha venido de perlas y funciona a la perfección con lo que necesito.

 

Spotify, el universo musical por excelencia para el Geek

De todos es sabido que Spotify esta siendo y será la auténtica revolución en la música online, y encima de forma legal, por mucho que les pese a más de un “artista”, por llamarlo de alguna manera, que sigue pensando que la única manera de vender su música es hacerlo en formato físico…

En fin, pero el objetivo de este post, y de antemano digo que va a ser corto, es el de expresar mi auténtico grado de sorpresa cuando en un momento de extremo delirio y en modo GEEK activo a más no poder (para el que no lo sepa geek es lo mismo que friky) se me ocurrió ver si existían canciones de juegos de ordenador de mi época adolescente y… no, no es que hubiera, es que ESTA TODO!! Ahí estaban las maravillas del señor Chris Hüelsbeck (¿Os acordáis de Turrican?) y de otros animales de la época como Allistair Brimble, que nos deleitó con bandas sonoras techno en juegos de la ya antológica Team 17 cuando se dedicaban a producir juegos casi exclusivamente para Commodore Amiga. Toda una época dorada que esta tarde, musicalmente hablando, estoy reviviendo mientras me peleo con líneas de código en PHP de un proyecto que me empieza a tener hasta las narices… pero… como diría Conan al final de su película, eso ya es otra historia.

 

Laravel: The PHP Framework I was waiting for

Today I would like to talk about a PHP framework that I have fallen in love with!! Although some time ago I spoke in this blog about how good CodeIgniter is, and I still think it is, all my new projects are going into a single direction: using Laravel.

Laravel is PHP framework, built over Symfony, that is actually in its 4th version.. yes! Version 4?? And almost nobody knew about its existence. Well, actually there are too many php frameworks that is quite impossible to know about all of them, but that does not mean that Laravel has a huge community behind it trying to improve it as much as possible.

So, why is Laravel so “wonderful”? If you have a look to its webpage https://laravel.com/ there is a slogan for this framework very well selfexplaining: “The framework for web artisans”. Yes, Laravel is created to focus on the web and to be as extensible and modular as possible when creating web projects. It’s basically what Symfony should have been in the past but never was, but why? If you have ever tried Symonfy you should have noticed that it is a VERY POWERFUL framework, but at the same time, really hard to learn and more oriented probably to big projects. Laravel is the opposite. It has all the power of Symfony but it does things in a very easy way. First of all I love the way you create your databases and structures. There is no need to learn MySQL or SQLite code anymore. You define at the beginning of your project which engine to use and after all everything is managed using Objects and Classes!! If in the middle of the project you decide to switch to  different database engine you can do it as well without changing any single line of code of your project, just the configuration file where it says which engine to use.

Not only that, but also the way you create the templates is simply stuning! It uses a templating language called Blade which is like an extension of PHP. That means that is quite easy to understand and learn for PHP developers. Probably in less than one hour a php developer can start doing his/her own templates after reading the initial documentation.

Something against Laravel? Well, it depends. I really hate a framework needs the command line for such tasks, and Laravel does. You need to execute commands to create a new project or deploy the database. In that way I like more CodeIgniter and to deploy it to a web server you need to access the config file in order to specify the public folder instead of the private folders for the project. Apart from that, the framework is simply perfect so it’s worth to have a look to it if you are looking for a powerful, easy and stunning php framework.

https://laravel.com/

¡¡Estoy vivo!!

La verdad es que no hay mejor manera para empezar esta entrada que con el título que he puesto: ¡Estoy vivo!. De verdad, lo siento. Ha pasado casi un año desde que hiciera la última entrada y vergüenza debería de darme el no haber publicado absolutamente nada pero es que sinceramente, a veces no hay ni fuerzas ni ganas para ello.

De momento seguimos en Londres, y pese al que le pese, de maravilla. Las oportunidades que en esta ciudad se dan para cualquier miembro del sector IT son enormes y me parece a mí que mucho cambia la situación en España o mal vamos, ya que aunque bien es cierto que la vida aquí es muchísimo más complicada que en cualquier gran ciudad española, tiene algunos alicientes que compensan la balanza, como el mero hecho de que desde que estoy aquí no he tenido que tirarme al suelo en ningún momento porque un ordenador no tuviera red… cosas tan estúpidas, pero a la vez, tan sencillas que hacen a uno sentirse lo que realmente es: un profesional de la informática.

Cabe decir que si antes tenía claro que no sabía si dirigirme hacia el mundo de la administración de sistemas o la del desarrollo, ahora lo tengo menos claro. Por suerte en la empresa donde trabajo me han dado la oportunidad de dedicarme también al desarrollo al mismo tiempo que me dedicaba a la administración de sistemas, lo cual ha sido un grandísimo empuje en el aprendizaje de algunos frameworks basados en PHP, algo que tenía pendiente en España pero que aquí por suerte he podido explotar. Por otro lado, en el campo de la adminsitración de sistemas he visto ya “in-situ” el poder que tiene hoy en día la virtualización y que gracias a un buen clúster se puede tener una auténtica granja de servidores virtualizados que se pueden ampliar, quitar, reponer, etc.. en cuestión de segundos. Vamos, lo que viene siendo el sueño de cualquier administrador de sistemas hace pocos años.

En fin, espero que a partir de ahora tenga algo de más tiempo y ganas de escribir por aquí, y más teniendo en cuenta que tengo muchas cosas que compartir.

¡Hasta pronto!

Comprobando el sistema sanitario británico

La verdad es que desde que llegué a Londres no he parado de decir maravillas sobre todo, pero claro, como todo siempre hay algún pero. El “pero” en este caso está en el sistema sanitario, y no porque sea malo, ojo! sino porque es “diferente” al español y más de uno puede acabar de los nervios al utilizarlo por primera vez si no esta acostumbrado a la mentalidad británica.

Para entender todo esto lo primero de todo sería explicar cómo funcionan aquí las cosas. En España estamos acostumbrados a tener ambulatorios donde ir en caso de necesidad de enfermedad menor y si la cosa va a mal salir pitando para urgencias al hospital más cercano. Aquí las cosas van “parecidas” pero no exactamente igual y es donde vienen los “peros”.

Lo primero de todo es saber que en lugar de ambulatorios en el Reino Unido encontraremos lo que se denominan GPs (pronunciado en plan animal “yipis”) que viene a ser la abrebiatura de General Practicer. Los GPs son como ambulatorios, pero algo más pequeños, en los que recibiremos atención médica poco urgente, aunque algunos sí que tienen servicio urgente en caso de necesitarlo. Nada más llegar al Reino Unido lo que deberemos hacer es ir a la página web del NHS (Lo que viene a ser la Sanidad Británica) y poner nuestro código postal. Al hacer eso nos apareceran los GPs más cercanos a nuestra casa, y ojo, que suelen haber un montonazo!!! En mi caso tenía dos GPs a menos de 300 metros de casa, así que podía hasta elegir. De hecho se pueden ver los comentarios que hace la gente sobre el GP en cuestión para comprobar si es “decentillo” y la calidad de los médicos que en él trabajan. Al final tras estudiar los dos nos decantamos por apuntarnos en uno. Para ello hay que ir al GP y pedir que nos registren. Nos pediran nuestro numero de la seguridad social (National Insurance Number), que en caso de estar trabajando deberemos de tenerlo y un documento identificativo, DNI o pasaporte. Tras rellenar un papelito nos daran una cita para… hacernos un reconocimiento medico!!! si si, un reconocimiento para comprobar que estamos bien y no traemos enfermedades chungas o cosas raras al Reino Unido.

Una vez hecho el tema del GP ya estamos en posesion de un nuevo numerito, llamado NHS number, que nos permitira acceder a los servicios del sistema sanitario britanico sin ningún problema y de forma gratuita tal y como hacemos en España. Y donde están los peros??? Pues esto es lo que nos pasó a mi querida @MariMarCampoy y a mi al poco tiempo de haber llegado a Londres… y lo mejor de todo es que luego me termino pasando casi a mi al mismo tiempo, asi que si alguno va a venir a Londres a vivir deberia de leer esto deteniiiiiidamente.

Mi querida Mar se habia puesto enferma tosiendo. El toser fue a mas y a mas hasta que un dia se encontraba tan mal que decidimos ir al medico. Nuestro problema es que aun no nos habia dado tiempo de ir a ningun GP para apuntarnos, por lo que decidimos ir a uno de ellos a ver si podiamos apuntarnos y que nos viera un medico lo antes posible. Y ahi comienza la peripecia. Fuimos al que nos queriamos apuntar cerca de casa a las 6 y algo y nos encontramos que a las 6 y media EN PUNTO cerraban asi que no la quisieron atender y la mandaron a otro GP que decia que cogia gente hasta las 8 de la tarde. Dijimos, bueno, tenemos tiempo mas que suficiente para llegar.. claro, no teniamos en cuenta que estabamos en Londres y en plena hora punta de salida de los trabajos. Lo primero que hicimos fue ver como narices llegar al otro GP que estaba, no lejos, pero si ligeramente a tomar por culo de nuestra ubicacion actual. Preguntamos a varias personas que habia por la zona por si sabian que autobus habia que coger para llegar y todos nos dijeron que por la zona nada, que habia que caminar un poco (no veas el ¨poco¨…). Como vi que se eternizaba el caminar hasta la parada intente coger un taxi… lo que tiene la hora punta, ni un taxi libre!!! Todos con la lucecita apagada porque estaban o fuera de servicio o llevaban gente asi que venga caminar hasta que en una de estas encontramos la dichosa parada que nos llevaba a la zona del GP.

Tras coger el ansiado autobus, el conductor del mismo se porto genial porque nos indico en que parada habia que bajar y hacia que direccion llegar, conseguimos llegar al GP… eso si, eran las 7 y pico cuando llegamos pero pensamos, si cierran a las 8, que menos que nos vea alguien en 5 minutos para ver que le pasa a Mar y poder comprar lo que haga falta en la farmacia. Ahora lo recuerdo y me rio pero en ese momento fue casi para coger una metralleta y liarse a tiros con los ingleses. Una pava llega y nos toma nota en un cuaderno de los sintomas en plan haciendose la interesante y de repente nos dice, es que tengo dos personas por delante y cerramos en 20 minutos.. y yo digo.. y???? son 5 minutos para verla y la tia venga a insistir ¨cerramos en 20 minutos, no da tiempo¨. A ver, que Mar esta mala, que tose como una condenada y que le cuesta ya hasta respirar del trote que llevamos. Pues nada, encima se nos pone borde la muy hija deeeee…… Cabreadisimos nos vamos al mostrado y preguntamos que narices hacer. Nos indican de ir a no se qué hospital, que encima este sí que estaba a tomar por culo. Mar me pregunta si podemos preguntar por ir a Guy´s Hospital, ya que sabemos donde estaba y nos queda relativamente cerca de casa. La medio china que nos estaba atendiendo nos dice ¨oh!! claro que si, ademas ese hospital esta muy bien¨. Amablemente nos indica donde coger el autobus para ir (ese si que se cogia cerca) y nos ponemos en marcha hacia Guy´s Hospital, sin saber lo que nos esperaba….

Llegamos a Guy´s Hospital y lo primero que nos sorprende ese verlo muy muy muy pero que muy vacío. Como ibamos como ibamos decidimos seguir las indicaciones de ¨Emergencies¨ e ir hasta la zona de urgencias. Cuando llegamos a dicha zona vemos la puerta cerrada y que no se abria… que raro!! Salimos de nuevo a recepcion y preguntamos a un celador mala follá que había por allí sobre urgencias, y el pavo con una mala hostia de tres pares de narices nos responde que las urgencias ya estan cerradas, que para urgencias 24 horas teniamos que ir a St James Hospital…. QUE?????????????? A ver, era el tercer sitio al que ibamos y no nos iban a atender por estar cerrado?????? Pues si, vaya si era verdad. Esto ya parecia una pesadilla digna de Freddy Krueger. Casi que estabamos por ir a casa y mandar todo a la mierda, pero ya era en plan de por mis cojones que alguien nos ve hoy como sea.

Nos dirigimos hacia la estacion de metro, que por suerte tambien estaba al ladito del hospital, en dirección Westminster, vamos a la estacion de metro del Big Ben ya que el hospital en cuestión está en frente, literalmente, del parlamento inglés, solo que en el lado opuesto del río. La verdad es que es la vez que menos me ha gustado ver al amigo Ben, pero en fin, es lo que hay. Salimos del metro, cruzamos el puente de Westminster y entramos al hospital… este sí que ya se parecía a lo que estamos acostumbrados a ver en España. Mucha gente esperando en urgencias con todo tipo de cosas.

A partir de ahi la cosa empezo a mejorar. Todo lo malo que habia sido para nosotros el sistema sanitario ingles se esfumo al ver la gran profesionalidad con la que Mar fue atendida. Cuando la vieron que tenia problemas de pecho no dudaron en hacerle electros, placas en el pecho, analisis de sangre.. vamos!! acojonante!! por supuesto para evitar problemas la tuvieron toda la noche en observacion tomandole la temperatura cada cierto tiempo y sinceramente, nos atendieron de maravilla. Vamos, a mi hasta me ofrecieron una taza de te mientras estaba con Mar!!! te  que por supuesto acepte y me sento de maravilla despues del trote de ese dia.

En conclusion, pagamos la novatada y bien pagada. Los GPs son para lo que son, ir porque estas resfriado y poco más. Si hay que ir tienes que hacerlo por la mañana o como mucho al mediodía. No se te ocurra ir por la tarde después de las 4 porque no encontrarás hueco y seguramente te tratarán como el culo. En caso de urgencia hay que buscar un hospital que estemos seguro que sea con las urgencias durante 24 horas. Te atenderán muy bien y solo tendrás que enseñar tu pasaporte español para certificar que eres ciudadano europeo. Con eso tendrás la asistencia asegurada!!

Ah! Y para acabar, para todos los que se están quejando del copago del sistema sanitario español que está ahora mismo en proceso de instauración. En UK cuando te recetan medicinas en el hospital, sea la que sea tienes que pagar 7.5 libras por cada una de ellas. Es decir, si te mandan un paquete de aspirinas y una caja de antibióticos pagas RELIGIOSAMENTE 15 libras por el pack….

 

Y si en España hay Mercadona en UK no se quedan atras

Ya ha pasado una semana desde que me diera la locura de hacerme “inglesito”, semana que no ha estado exenta de vivencias y cosas que cualquier español de a pie consideraría extrañas, pero ¡qué le vamos a hacer! Ojalá tuviera tiempo de poder escribirlas todas sin olvidarme de ninguna.

Lo primero que he de constatar, y con el trabajito que nos ha costado hacerlo realidad es de recibo mencionarlo es que, ¡ya tenemos piso! Tras una semana de estancia en una especie de residencia de estudiantes, estando dos personas en una habitación individual, hemos conseguido hacernos de un pisito en una zona realmente buena y para colmo realmente cerca del centro de Londres. Es por eso que ahora viene la segunda parte: ¡comprar cosas!

Para comprar cosas evidentemente hace falta lo siguiente: tiendas de cachivaches y supermercados. Los cachivaches es evidente, vasos, platos, sartenes… porque para el que no lo sepa aquí en UK no son tan generosos como nosotros los españoles a la hora de alquilar apartamentos, noooooooo. Ellos te dan el pisito como si te lo acabaras de comprar, es decir, sin nada. No platos, no hay cubiertos, por no haber no hay ni TV, aunque en algunos pisos en las fotos aparecía una tele luego te decian que no iba incluída en el precio.  Todas estas cosas uno las tiene que comprar y poner de su bolsilllo, evidentemente, por lo que es realmente importante el saber algún sitio relativamente barato donde poder hacerse con todo esto. Hay una tienda realmente curiosa y muy popular en UK llamada “Argos”. Los Argos son una especie de miniIkeas donde entras y ves que hay unas maquinitas, unos libros que son catálogos de productos y los típicos empleados que te ayudan, cobran, atención al cliente, etc. La historia es que ahí uno llega y mira en los libritos, tochos a más no poder de más de 1000 páginas, lo que quiere comprar, algo que es realmente sencillo ya que está por índice. Cuando lo encotremos apuntaremos el código que deberemos de poner en las maquinitas que hay en la tienda que a continuación emitirán un ticket con el que podremos pagar por tarjeta o en metálico y acudir al punto de recogida. Otra opción, que recomiendo enormemente, es hacerlo por Internet. Accedes a tooooodo el catálogo de cosas con un sistema de búsqueda algo más ameno que estar mirando en un librito y por supuesto se pueden ir reservando las cosas; es más, si uno quiere puede ir viendo la disponibilidad en las diferentes tiendas por si fuera muy urgente el tema para poder ir y recogerlo lo antes posible.

Gracias a esta fantástica tienda anoche pudimos cocinar, beber en vasos de cristal (las últimas semanas solo podíamos hacerlo en vasos de plástico) y un largu;isimo de cosas que a uno le parecen normales hasta que se encuentra con que esas cosas tan sencillas sencillamente te faltan.

Ya con los “cachivaches” comprados la siguiente opción es comprar la comida que irá para la casa. En Inglaterra existen un buen puñado de supermercados. Quizás haya incluso menos variedad de supermercados que en España, sin embargo con un poco de experiencia comprando uno sabe perféctamente qué va a comprar cuando entra en cada uno de ellos. Para que quede claro, en UK existen los siguientes supermercados que son más o menos los más conocidos: Marks & Spencer, Waitrose, Sainsbury, Tesco, Colaborative, Iceland y por supuesto los Lidl. Luego hay otros dos, realmente curiosos, que es un poco lo que todos los que vivimos la era dorada de la Peseta conocíamos como los “Todo a 100”. La particularidad de estos “todo a 100” británicos es que te encuentras DE TODO, desde comida hasta artículos de baño, y yo al menos de momento conozco dos marcas: 99p y Pounland. 99P es un establecimiento en el que todo está a 99 peniques, es decir 0.99 libras esterlinas y Pounland viene a ser lo mismo pero en lugar de 99 peniques los precios son de 1 libra esterlina. Todo, absolutamente todo en estos establecimientos está a este precio. De hecho algunas cosas son en plan “llévate dos por 99p”. Nosotros hemos llegado a encontrar desodorantes tipo de los que cuestan en España 3 euros a 1 libra esterlina. Ni cabe decir que cada vez que vamos a dichos establecimientos hacemos una buena compra porque sale a cuenta.

En cuanto a los supermercados es un poco dependiendo de lo caro y la calidad que uno desee. Los M&S son realmente buenos en calidad, muy muy buenos, pero claro, son caros de narices. Aquí se les suele poner el apelativo de “Marks & Expensive” ya que Expensive significa en inglés caro, haciendo un juego de palabras con el nombre original. Eso sí, si te metes y pillas ofertas pillarás cosas de muy buena calidad a unos precios más que razonables. Waitrose le sigue un poco de cerca. No es tan caro, de hecho hemos llegado a ver ofertas a precios más bajos que los supermercados baratos, pero claro, son ofertas. Por lo normal si uno quiere comprar cosas de mucha sin llegar a la burrada de M&S este es su sitio. En cuanto a Tesco, debe de ser el supermercado más extendido por Londres. Los hay a patadas y por todos lados. No está mal, pero a mí me sigue pareciendo más un supermercado de ir a comprar algo en plan de “se me han olvidado las galletas” que otra cosa. Si tienes ofertas pues las aprovechas y poco más ya que casi a la par de precios están los Sainsbury que a mí personalmente me gustan más. Finalmente están los Iceland. A pesar de que el nombre suene a “Pais de hielo” no dejan de ser supermercados normales y corrientes. Es cierto que abunda mucho la zona de congelados, donde hay prácticamente de todo, pero ayer por ejemplo nosotros compramos sal, verduras, etc. Iceland es en lo que a supermercados generalistas se refiere el más barato y no significa que hayan productos como en Lidl que no los conoce ni su madre. Por ejemplo, ayer compramos una ensalada Florette por el módico precio de 1 libra, es decir, el mismo precio que en España (1,30 euros). Este supermercado, aunque si lo comparamos por ejemplo con un mercadona es mucho más caro, tiene precios muy similares a los de un supermercado español y no te pegan una clavada por comprarte a lo mejor cuatro cosas.

Ya tenemos piso, la compra hecha y cachivaches metidos. ¿Qué será lo próximo?